Millenials

Los millennials y el seguro en España

Enganchados al teléfono, pero también preocupados por el futuro

¿Qué significa para los jóvenes un seguro de vida? ¿Y uno de decesos? ¿Están preparando el momento de la jubilación? ¿Qué esperan de su relación con el seguro? Muchos son los interrogantes que plantea la llamada generación de los millennials.

Ahorrar ante un futuro incierto

Con este perfil general parece difícil imaginar a un millennial interesado por algo más que su móvil. Pero si se entra en matices se descubren inquietudes mucho más profundas en estos jóvenes. Por ejemplo, el informe Los millennials y el seguro en España, elaborado recientemente por Fundación MAPFRE, revela una honda preocupación por el futuro: el 85% no confía en el sistema público de pensiones y más de la mitad tiene pensado ahorrar para complementar la pensión que reciba del Estado.

86,5%
LA GRAN MAYORÍA DE LOS MILLENNIALS
CONSIDERA QUE LOS SEGUROS
SON NECESARIOS

Ante esta visión, es lógico que los millennials estén predispuestos a ahorrar en el futuro, por mucho que en el presente sus preocupaciones parezcan más livianas. No obstante,  esta generación desconoce en gran medida las alternativas que ofrece el sector asegurador para canalizar ese ahorro que consideran tan necesario. A diferencia de otros países de nuestro entorno, desconocen cómo funcionan los productos con los que cuenta el sector, como son los de seguros de vida y los planes de pensiones. De hecho, cuando una persona menor de 30 años cuenta a sus conocidos que tiene un plan de pensiones, suele ser objeto de bromas.

Otro rasgo que suele atribuirse a los millennials es que no les gustan ni los bancos tradicionales ni pisar sus oficinas. Para ellos es mejor operar online con móviles, tabletas y ordenadores. También suele decirse que prefieren gastar su dinero en vivencias (viajes, eventos deportivos, musicales o artísticos, fiestas), vivir de alquiler y desplazarse en transporte público o en coches compartidos antes que adquirir bienes tradicionales como casas o vehículos. Sin embargo, del estudio Los millennials y el seguro en España se desprenden otros datos: si bien los más jóvenes ven en general más ventajoso vivir de alquiler porque les da más movilidad y no se atan a una hipoteca, a medida que aumenta la edad aumenta también el deseo de comprar una vivienda para ir creando un patrimonio y como fórmula de ahorro. El 76,6% deseaban comprar una casa en el futuro y el 23,4% pensaba que va a vivir siempre de alquiler.

A medida que aumenta la edad aumenta también el deseo de comprar una vivienda para ir creando un patrimonio y como fórmula de ahorro. El 76,6% deseaban comprar una casa en el futuro y el 23,4% pensaba que va a vivir siempre de alquiler.

El primer objetivo del seguro: la protección de sus bienes

Lo cierto es que el rango de edad en el que se incluyen los millennials es muy complejo porque se trata de una fase en la que se producen quizá los cambios más importantes de la vida de una persona. Un tiempo definido por la llegada a la universidad, la entrada en el mundo laboral, el comienzo de relaciones estables (con la posibilidad de que se transformen en matrimonio) y, finalmente, la creación de una familia. Y esto está directamente relacionado con una de las principales conclusiones: cuanto más sube la edad, más bienes duraderos adquieren y más se acercan al mundo de los seguros, pues la protección de los bienes es para ellos el primer objetivo del seguro. Es decir, no es que rechacen los seguros, sino que postergan al futuro su acercamiento a ellos. La gran mayoría, en concreto un 86,5%, los considera de hecho necesarios.

¿Y cuáles consideran más necesarios? Pues aquellos cuya finalidad es precisamente la protección de los bienes que consideran más valiosos: automóviles, hogar y salud. Más allá de estos productos, el interés por saber cómo funciona el resto de productos aseguradores, como los de vida o decesos, es bastante bajo. En muchos casos, el seguro de vida se confunde totalmente con el de decesos y ambos se relacionan a menudo únicamente con “indemnizaciones” para la familia.

Un caso curioso es el seguro para teléfonos móviles: aunque los millennials no conciben la vida sin un smartphone, la mayoría no considera tan relevante este producto como los que cubren posesiones de más valor económico como la casa o el coche.

Coche y moto, productos estrella

La distancia con la que miran los jóvenes el sector de los seguros tiene mucho que ver con su situación económica actual y su dificultad para acceder al mundo laboral. ¿Cómo ahorrar cuando más del 60% dispone de menos de 1.000 euros al mes? ¿Y cómo contratar un seguro cuando se aún se depende de los padres y solo el 17,5% es capaz de cubrir todos sus gastos?

Ahora bien, esta incapacidad presente no significa que no estén predispuestos a tener un seguro si mejoran sus situaciones económicas. De hecho, el nivel de aseguramiento de esta generación va en aumento a medida que se hacen mayores, alcanzando de media 1,7 seguros por individuo al llegar a los 33 años. El producto más contratado en todos los tramos de edad es el seguro de coche o moto.

Si eres millenial no lo pienses mas y contrata tu seguro online, fácilmente con precios increíbles en www.keonline.es 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *