Multa Seguro Coche

Esto es lo que pasa si circulas sin seguro obligatorio

Circular al menos con el Seguro Obligatorio de Automóvil es indispensable frente la ley, pero también para evitarnos importantes problemas en caso de accidente o de robo de nuestro vehículo.

La función que realiza este seguro obligatorio es la de responder a los daños personales y materiales y cubrir los gastos de reparación en un siniestro entre dos o más vehículos. Circular sin seguro obligatorio no solo afecta al responsable, también supone un gran problema a la sociedad y en concreto a aquellas personas que tienen un accidente de tráfico.

Los propietarios que no tienen asegurado el vehículo cargan sobre el resto de ciudadanos las responsabilidades pecuniarias por los daños que causen con sus vehículos en caso de accidente. La prima del seguro obligatorio del automóvil que tienen que suscribir todos los propietarios de vehículos contiene un recargo de 3,5 euros que se destina a que el Consorcio de Compensación de Seguros afronte los gastos producidos por los vehículos sin seguro, por lo que los daños e indemnizaciones pagadas por este organismo por vehículos sin asegurar las pagamos todos.

Las consecuencias de no tener seguro suponen, en primer lugar, una sanción si somos descubiertos. Esta multa de tráfico oscila entre los 601€ y los 3.005€ dependiendo de la situación, el tipo de vehículo, si se ha producido un accidente o por el contrario el vehículo estaba parado, en función de cuánto tiempo lleve el vehículo sin seguro y si es la primera multa de este tipo.

En los casos más graves, podrían retirar el coche hasta que se demuestre que se ha suscrito, como mínimo, el Seguro Obligatorio.

Si se trata de una persona reincidente la retirada del vehículo podría prolongarse durante tres meses, en los que el propietario del mismo tendría que hacerse del coste del aparcamiento en los depósitos municipales. De no hacerlo se podría perder el vehículo durante un año entero, con una posible habilitación para conducir cualquier otro vehículo por España durante el mismo periodo de tiempo.

Según la Ley, las autoridades competentes en materia sancionadora tienen la obligación de entregar al Consorcio de Compensación de Seguros el 50% del importe de las sanciones recaudadas por este precepto, para hacer frente a las indemnizaciones a las víctimas de accidentes en el caso de que el vehículo implicado en el accidente no tenga la póliza suscrita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *